Comunidad López Hernández

Tejido social chiapaneco

Siglos atrás, los pueblos originarios compraron las tierras a la corona española, pero éstas eran tomadas de nuevo por terratenientes ricos y ganaderos. A raíz de ello, los pueblos indígenas empezarán a organizar su descontento e irán naciendo organizaciones campesinas por muchos municipios de todo el territorio del estado de Chiapas.

Durante años tramitaron su derecho a la tierra ante el Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización (convertida en Secretaría de la Reforma Agraria) y un cansancio acumulado de antesalas de 20, 30 y 40 años les obligó a tomar la decisión de recuperar, por cuenta propia, con riesgo de sus vidas, lo que les había pertenecido en el pasado. Además de esta lucha por la recuperación de la tierra, fue muy importante la lucha para que el Estado les reconociera su derecho sobre ella, por haberla trabajado y habitado toda su vida. Es importante señalar que en la mayoría de los casos en que los campesinos se decidieron a “tomar la tierra” era porque ya poseían el recurso legal de una Resolución Presidencial, que no se había ejecutado porque los antiguos propietarios se negaban a entregarlas, aun cuando en los informes presidenciales o de gobiernos del estado ya figuraban como dotaciones hechas a los campesinos.

 

La región Carranza, con Venustiano Carranza como principal municipio (antigua comunidad indígena ‘San Bartolomé los Llanos’), ha sido y sigue siendo un lugar donde los pueblos nativos del territorio (sobretodo Tzotziles y Tzeltales) han luchado duramente por mantener sus tierras y bosques que ancestralmente han dado de comer a generaciones y generaciones de ellos.

Las tierras en las que se cultiva la milpa en la comunidad López Hernández se han visto sometidas anteriormente a la utilización de fertilizantes químicos por la plantación de semillas transgénicas. Los/as vecinos/as intentan subsanar la desfertilización (Chiapas, México)

La OCEZ (Organización Campesina Emiliano Zapata) nace formalmente el 29 de julio de 1982, cuando se vio necesario dar vida a una organización independiente de gobiernos y partidos políticos, cuyo objetivo era la lucha por la recuperación de las tierras. Una organización en la cual la asamblea es el centro de la toma de decisiones, en la que no hay líderes sino representantes de cada comunidad que responden a una dirección colectiva; una organización que tenía las puertas abiertas a campesinos indígenas o mestizos, a jornaleros agrícolas, peones acasillados y cualquier persona que luchara por la posibilidad de tener un trabajo digno. Por supuesto, cuando la Organización logra ganar un predio o tierras, el reparto de estas se hace de manera equitativa y asambleariamente.

Una organización que lucha en favor de la propiedad de la tierra de los campesinos y por los Bienes Comunales de Venustiano Carranza, Chiapas, México. Destaca por ser una organización SOCIAL campesina totalmente pacífica. Los integrantes de la Organización viven en comunidades (14 en las llanuras de la zona de Carranza, que se suman a las casi 50 en todo el estado de Chiapas). Casi el 100% de sus habitantes se dedica al trabajo agrícola, mujeres y niños incluidos, muchos de estos últimos a muy corta edad.